10 pequeños consejos para grandes ahorros en casa

Ahora que cada vez pasamos más tiempo en casa el consumo en los hogares se ha disparado, pero es fácil conseguir un ahorro energético si seguimos unos pequeños consejos

La tecnificación de los hogares se traduce en una demanda creciente sobre la red eléctrica y un incremento en las emisiones de CO2 a la atmósfera. Podemos cambiar esta tendencia  y no solo logar que nuestra casa sea más eficiente sino también ayudar a la sostenibilidad del medioambiente. Para ello solo hay que poner en práctica pequeños hábitos o actitudes que son fáciles de llevar a cabo en el día a día.  

  1. Aprovecha la luz natural, por obvio que pueda parecernos debemos sacarle el máximo partido a la luz y el sol que caracteriza la zona en la que vivimos. El cambio de algunos hábitos o incluso la instalación de placas solares cuando sea posible son una opción muy recomendable.
  2. Utiliza bombillas de bajo consumo, especialmente en los lugares donde pasamos mucho tiempo y más tiempo están encendidas.
  3. Apaga el satnd-by, es lo que conocemos como consumo silencioso sobre aquellos aparatos electrónicos que tenemos en nuestra casa y que no están funcionando pero que en realidad, para que nos entendamos, podemos ver esa típica luz pequeña (LED) de color rojo encendido sobre los ordenadores, la tele, los equipos informáticos, etc.
  4. Asegúrate de que tus electrodomésticos son A+, A++ o A+++. El etiquetado de todos nuestros aparatos debe indicarnos si es más o menos eficiente y en consecuencia tiene una mayor o menor consumo.
  5. Los aires acondicionados deben mantener una temperatura entre los 22ºC y los 25ºC.
  6. Usaremos la lavadora con carga completa y con agua fría.
  7. Mantendremos limpios los filtros de los electrodomésticos, lo que garantizará un uso más eficiente y un mayor tiempo de vida útil.
  8. Acumula plancha y hazlo de una vez. La plancha es uno de esos electrodomésticos que consumen más de lo que parece. Necesita una gran cantidad de energía para alcanzar temperaturas tan altas. Por eso es un gran hábito de ahorro es centrarnos en planchar toda la ropa que tengamos de una sola vez.
  9. Apuesta por un frigorífico eficiente y dale un buen uso. Éste es uno de los aparatos que más permanece encendido la mayor parte de su vida útil, que suele rondar de media los 14 años. De modo debemos darle un buen uso como mantener los cables traseros limpios, no colocarlos junto a fuentes de calor o seleccionar una temperatura adecuada para el frigorífico y el congelador, que debe rondar los 3-5ºC en el primer caso y los -1/ -15ºC en el segundo.
  10. Utilizar termostatos si es posible. Gracias a la tecnología existen dispositivos que controlan el encendido y apagado de un determinado aparato, instalación o luz por programación. Éstos nos ayudarán a conocer el y programar el consuno según nuestras necesidades reales.